California Propuesta 22: Conductores Basados En Aplicaciones | KALW

California Propuesta 22: Conductores Basados En Aplicaciones

11 hours ago

La Propuesta 22 es también llamada ‘iniciativa de los conductores contratistas de apps’.  

¿Recuerda de la AB 5? ¿El llamado "proyecto de ley para trabajadores independientes" que fue promulgado como ley el año pasado en California? Esa ley tenía como objetivo resolver ambigüedades sobre la clasificación de estos trabajadores como contratistas independientes o empleados. Aunque aplicaba a todo tipo de trabajadores independientes, la ley fue vista en gran parte como una medida de control específica para que Uber y Lyft proveyeran seguro médico y otros beneficios a sus conductores.

Pues ahora, esas y otras compañías de conductores y repartidores por medio de aplicaciones quieren anular la AB 5. Y eso es justo lo que la Propuesta 22 haría: específicamente definiría a esos conductores como contratistas independientes, no como empleados. Crearía también leyes laborales especialmente para estos contratistas, como por ejemplo un estándar garantizado de ingresos mínimos, incapacidad médica, y protección contra lesiones personales.

La propuesta está financiada con más de $100 millones por parte de Uber, Lyft, DoorDash, Postmates e Instacart.

Entre los opositores más destacados a la enmienda están el candidato presidencial demócrata Joe Biden, la senadora Kamala Harris, y sindicatos laborales tales como el de los Trabajadores del Transporte de América. Ellos ven a la propuesta como una forma por la cual algunas de las empresas más ricas del Valle del Silicio podrían eludir el pago de protecciones básicas para las personas que prácticamente operan sus negocios. Dicen que la propuesta “crearía permanentemente una clase marginal de trabajadores.”

Pues bien, un voto a favor de la Propuesta 22 daría el apoyo a los conductores y repartidores por medio de aplicaciones y exigirá a tales empresas establezcan leyes laborales concretas que permitan a sus conductores continuar como contratistas. Si vota en contra, las leyes actuales sobre estos contratistas continuarán aplicándose a empresas como Uber y Lyft.